Skip to content
Inicio
Centro de Estudios Teológicos

 

Cómo comenzar un Centro de Capacitación Teológica del STT

Para la formación de un Centro de Estudios Teológicos (CET) se considerará a partir de una solicitud dirigida por el solicitante a Rectoría. Debe cumplirse con los siguientes requisitos, los cuales estarán claramente expuestos en una solicitud que el solicitante deberá completar y enviar al STT para su aprobación:

§  Disponibilidad de profesores con Educación Teológica adecuado (Bachillerato Superior ó equivalente), dispuestos a comprometerse con el proyecto.

§  Disponibilidad de un mínimo de 10 alumnos para cada materia.

§  Disponibilidad de un lugar físico lo suficientemente adecuado, con dependencias para aulas.

 §  Compromiso de enviar toda informes relacionada con el CET al Rector en tiempo y forma requeridos por éste.

 §  Compromiso pagar los cursos correspondientes. Los montos se irán fijando cada año o cuatrimestre, según la situación del país.

§  Compromiso de cobrar a los alumnos lo que sea fijado.

§  Compromiso de ajustarse fielmente a lo estipulado en estos reglamentos.

Fundamentación del Programa de Extensión

La manutención del Programa de Extensión debe ser una herramienta de trabajo valiosa para la atención direccionada a los destinatarios de nuestra acción. Por tanto ha de haber una propuesta programática, pedagógica y cronológica dentro del gran marco teórico que sustenta la acción del Seminario Teológico de Temuco (STT).

Primera Etapa: extensión geográfica – Optimización de recursos: Humanos y Contables

La implementación del Programa de Extensión, pretende navegar para aguas más profundas teniendo en cuenta nuestra actual situación y por sobre todo las proyecciones que queremos alcanzar con un programa de esta importancia. Allí se funda nuestra valorización del programa de extensión. Formulamos y orientamos el programa según nuestras necesidades y luego lo proyectamos de forma que sea una apuesta que se efective a mediano y largo plazo. Pensando en eso, una primera cuestión que se hace necesaria en ese contexto, es determinar, lo más claramente posible, los territorios geográficos para la puesta en marcha del programa, por lo menos en el bienio 2010-2011.

Coordinación del programa

Debido a la actual coyuntura que vive el STT, es apropiado contar con un/a secretario/a del programa en cada CET. Esto permitirá una mejor utilización de los recursos humanos y contables, un trabajo direccionado a las necesidades de cada zona y evitar así el traslado de grandes distancias de nuestros directivos. Aún cuando, por ahora, tengamos solamente una persona para cumplir con esta función.

Territorialidad del programa

En relación a la territorialidad o extensión geográfica, nos motiva, para esta indicación, usar nuestra orgánica estructural/institucional ya presente en las ciudades de sur del Chile. Desde de VIII a XII región las destacamos como lugares de trabajo prioritario para el desarrollo del programa.  

Participación Profesores

El programa de Extensión incorpora a nuestros/as docentes de Temuco y trabaja en relación y estrecha colaboración con los profesores seleccionados entre nuestros egresados. Ese es, en parte, el camino que seguiremos.El Programa de Extensión, como los otros programas y actividades del STT, sigue los lineamientos que la Rectoría acuerde. 

Destinatarios y Desafíos

No puede existir una activa co-participación entre los actores del proceso educativo, si no se encuentra claro a quienes está dirigido el trabajo del STT.  Básico es, entonces, delimitar cuál  es el punto de partida desde donde hemos de desarrollar la propuesta que en materia educativa ofrece el STT. Teniendo esto claro, podremos formular programas efectivos para los/as interesados/as. De esta manera la acción del STT estará dirigida principalmente a:

§  Iglesias Evangélicas.

§  Ministerios Evangélicos.

§  Pastores y Líderes evangélicos.

§  Grupos o Comunidades de Estudio.

§  Agrupaciones de personas con intereses comunes y que deseen integrarse a programas cuyo objetivo sea de interés para dichos grupos.El programa de trabajo del STT, tendrá entonces que resolver un triple desafío.

 1.        En primer lugar, deberá ser capaz de atraer a las Iglesias, Comunidades y Grupos que han de demandar de esta Casa de Estudios una eficiente respuesta a sus necesidades educativas contemporáneas.

 2.        Asimismo, deberá acompañar los procesos educativos de las agrupaciones referidas, siendo prioritario lograr una efectiva retroalimentación de los procesos educativos y de las experiencias vividas antes, durante y después de finalizados los programas a que se han integrado a dichas organizaciones.

 3.        Por último, el STT deberá desarrollar herramientas adecuadas de análisis de su gestión, observando sus aciertos y debilidades, tanto a nivel grupal como individual, para así corregir los errores, mejorar los programas ofrecidos y prestar finalmente un servicio de excelencia a las agrupaciones cristianas y a sus simpatizantes.

Líneas orientadoras para dar seguimientoAlgunas de las Líneas Orientadoras que sugerimos implementar en el Programa de Extensión:

  1. El programa de Extensión debe fijar, lo más claro posible, sus objetivos, tanto general como específicos. Este aspecto es muy importante pues debemos también distinguir los destinatarios en relación a los otros programas que el STT mantiene (es importante que los objetivos perduren por uno o más períodos de trabajo;
  2. Determinar las metas en relación a los participantes (Cualitativo y Cuantitativo, o Eficiencia y Eficacia, como exigencias previas para la evaluación y apreciación de nuestra reputación como casa de estudios) y también en términos de costo beneficio;
  3. El Secretario/a del Programa de Extensión es la persona responsable del programa y debe trabajar en conjunto con la estructura académico-docente de la casa;
  4. Aprovechar los recursos humanos y de infraestructura que disponemos para mejor uso de nuestros recursos económicos;
  5. Nuestros docentes deben tener participación efectiva en los programas de extensión dependiendo de sus tiempos y contratos con el STT;
  6. Incluir a las iglesias miembros del STT en las actividades y programas formativos que el Programa de Extensión realice;
  7. Informar, con antecedencia, de las actividades para que las iglesias puedan enviar participantes o ayudar en la difusión de la actividad;
  8. Realizar convenios con iglesias, organizaciones evangélicas, y Concilios Evangélicos.
  9. El programa debe ayudar en la búsqueda de recursos para el STT mediante las actividades que realiza. Ese proceso es parte integral de la propuesta;
  10. Abrir el STT a nuevos interesados en las regiones donde el programa debe crecer este año y los venideros;
  11. Crear una central con informaciones completas donde se realizan actividades del programa para acompañar y dar continuidad al trabajo.
  12. Estar abiertos para responder a nuevos cursos, actividades, demandas o invitaciones.

El programa de Extensión es una iniciativa que nos debe llevar por caminos nuevos, desafíos y actividades académico-pastorales sin dejar de lado nuestra identidad evangélica y nuestro aporte teológico. En esa perspectiva el programa debe sumar esfuerzos, apoyar iniciativas y dar continuidad al trabajo que es propio de nuestra identidad.

En la ejecución del Programa de Extensión que lo que esperamos es ofrecer “una formación de ministros (en sentido amplio) y líderes evangélicos/as con capacidad de reflexionar teológicamente a partir de su práctica”. Es decir nuestro programa debe estar en sintonía pedagógica, académica e teológica con el proyecto global del STT.

 También se deben incluir, como parte fundamental de su acción, la visión que se ofrece de el STT: “El STT debe ser una casa de estudios para la reflexión y formación de líderes teológicamente competentes, que acompañen al pueblo cristiano en su testimonio integral y contextual del Evangelio de Jesucristo, en los cambiantes escenarios de la vida social y eclesial nacional, regional y mundial”.

 A partir de esos elementos, ya establecidos y con un programa acorde con nuestra realidad, el Programa de Extensión debe insertarse dentro de un proyecto más amplio donde convergen la visión, los objetivos y la misión en los mismos esquemas y moldes de los otros programas. Extensión, como Programa, debe abrir puertas para que las iglesias, instituciones u organismos evangélicos, por lo que el programa ofrece, se sientan desafiados a proseguir estudios en alguno de los otros programas teológicos que tenemos.

Un programa de extensión en este momento del STT, ha de convertirse en un agente divulgador y afianzador de nuestra casa de estudios. Motivador y novedoso en su ejecución, en su propuesta programática y sus propósitos de continuidad con la vida y misión del STT.

 

 

Enlaces
Contactar
Pastorales
Top